¿Cómo funcionan los paneles solares?

Los paneles solares son una de las herramientas clave a la hora de generar electricidad a partir de la energía solar. El auge de las energías renovables de los últimos años ha propiciado que los paneles solares se hayan convertido en un elemento conocido por todo el mundo, y sin duda, por sus características, en uno de los instrumentos de generación energética más populares y versátiles que existen.

¿Cómo funcionan los paneles solares?

¿Cómo funcionan los paneles solares?
5 (100%) 1 vote[s]

 

 

Los paneles solares son una de las herramientas clave a la hora de generar electricidad a partir de la energía solar. El auge de las energías renovables de los últimos años ha propiciado que los paneles solares se hayan convertido en un elemento conocido por todo el mundo, y sin duda, por sus características, en uno de los instrumentos de generación energética más populares y versátiles que existen.

A pesar de que todavía queda mucho por hacer en el ámbito del aprovechamiento de las energías renovables, los paneles solares son hoy en día una de las formas más eficientes y versátiles de conseguir extraer la energía que el sol nos podría proporcionar. Comprender el funcionamiento de los paneles solares es clave si queremos entender mejor en qué consisten, y qué es lo que nos pueden ofrecer. Vamos a echarle un vistazo a sus características y procedimientos para poder saber qué es lo que podrían hacer por nosotros.

Funcionamiento de los paneles solares

Una de las primeras cuestiones que hay que aclarar está asociada a la propia estructura de los paneles solares. Los paneles solares se hacen a partir de muchas celdas solares, a mayor cantidad de celdas solares más grande será el panel. Si nos acercamos a un panel solar, podremos distinguir a simple vista estas celdas solares que componen el panel. Son éstas las que se ocupan de convertir la energía solar en electricidad.

Dichas celdas solares son las que contienen los elementos capaces de realizar esta fantástica transformación. Su composición a base de materiales semiconductores, permiten, junto con otros elementos como fósforo y boro, generar una carga positiva y otra negativa, de esta forma las celdas son capaces de generar electricidad. Al poner al sol los paneles solares, que contienen las celdas solares, los elementos que componen a estas últimas mueven los electrones de una parte hacia otra de la celda y al producirse este movimiento de electrones se está generando corriente eléctrica, que es precisamente este movimiento de electrones.

La investigación y el desarrollo por parte de los fabricantes de placas solares está orientado a conseguir una eficiencia mayor. Ahora mismo las células fotovoltaicas consiguen aproximadamente un 20% de eficiencia.

Energía generada a partir del sol

Gracias a la reacción que se produce en las celdas solares se consigue generar energía. Cuando se juntan multitud de celdas solares en un panel solar, lo que se está generando es un campo eléctrico. De esta forma es como se consigue generar energía que posteriormente utilizamos en forma de electricidad. El proceso de transformar energía de la luz en energía eléctrica se conoce como efecto fotoeléctrico.

La energía producida por los paneles solares es conducida a una red eléctrica, que podría ser por ejemplo la red eléctrica de nuestra vivienda en caso de que tuviésemos instalados paneles solares en el techo de nuestra casa. De esta forma podríamos utilizar la energía producida por los paneles solares para tareas comunes como encender la luz de nuestra casa, poner una lavadora o cargar un coche eléctrico. Pero también se podría conducir esa energía hacia la red eléctrica general, para que otras personas pudiesen aprovechar toda esa energía, esto es lo que hacen los grandes campos de paneles solares que mantienen grandes compañías eléctricas de forma permanente.

No hay comentarios

Publica un comentario